Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo Digo Alfredo Relaño

A Kaká todavía le quieren en el Milán

La foto de Kaká con Robinho y su declaración de que haría un esfuerzo (económico, se entiende) para volver al Milán ha terminado de degradar su imagen ante los seguidores madridistas. Por otra parte, trascendió que su agente comió ayer con Galliani, el brazo derecho de Berlusconi en el Milán. Allí aún le quieren. ¿Puede haber arreglo? Este jugador vino por seis años y al cabo de tres y medio no ha hecho prácticamente nada. Vino por 67 millones y su soldada es idéntica a la de Cristiano Ronaldo, lo que si se comparan rendimientos resulta un agravio comparativo para con éste. Y para el resto.

De hecho, este verano el Madrid acarició la idea de su salida por algún dinero significativo. Eso más el ahorro de su ficha hubiera permitido mejorar ya a Cristiano, cuyos tres años y medio han sido muy diferentes de los del brasileño. Ya saben que mantiene una media de gol por partido. El retraso de su renovación le ha ido poniendo de mal humor. Saltó al principio de temporada con aquello de 'estoy triste', a mi juicio un error. Desde aquello ha decidido hacer lo ideal: jugar estupendamente, mejorar sus gestos y sus actitudes y ganarse al Bernabéu, cosa que ha conseguido clamorosamente.

El otro día se jaleó su nombre cuando se le escaparon dos goles. Un aplauso en el momento malo, que es cuando más se agradecen. Por eso encajó fatal que Mourinho le abroncara, se arrancó y la escena fue de aúpa. Cristiano tira del Madrid, hace ya todo como mejor lo puede hacer, y tolera mal que Mourinho cree tanta crispación perjudicial. De ahí su arrancada. El que no se arranca es Kaká, feliz en su nirvana. Con liberarse de su sueldo ya tendría bastante el Madrid, aunque tuviera que pasar a pérdidas la parte restante de la amortización del contrato. Pero más pierde pagándole por nada.