Opinión

Opinión

Yo digo Guillem Balagué

El Madrid es letal al contragolpe

A veces, especialmente después de que el Madrid te marque un tanto después de un saque de esquina a tu favor, estaría bien plantearse algunas de las verdades absolutas del fútbol. Por ejemplo, ¿se marcan suficientes tantos en esos córners que justifiquen dejar al equipo tan expuesto a una contra? Es fácil hablar al día siguiente, pero es uno de esos dilemas cuya solución sólo se encuentra en el libro del entrenador, en su gran idea: dónde se coloca la manta.

En un saque de esquina en el que se está atacando, Valverde prefiere pensar en las opciones de desequilibrar que en protegerse. El caso es que ese primer gol del Madrid marcó el resto del encuentro porque el Valencia se vio obligado a llevar la iniciativa y el Madrid estuvo fino y veloz, peligroso como un cuchillo bien afilado. Habrá quien no quiera comprender los motivos de Valverde para escoger una línea defensiva alta, pero parte de la misma idea: el Valencia es un equipo que quiere ser protagonista. Le faltó la intensidad y los robos que el Madrid sí puso en práctica.