Opinión

Opinión

yo digo Alfredo Relaño

Adán y Diego López, competencia real

Casillas fue operado ayer. Esta vez no estuvo solo, como le vimos la madrugada del jueves, llegando al hospital con una mano en el volante y la otra, vendada, sobre el pecho. Esta vez se apresuró a acudir Florentino, rodeado de su corte, que incluye cámara de televisión. El mismo Florentino que, enfurecido con MARCA, fue incapaz en la víspera de hacer el mínimo guiño al capi herido, acudió ayer solícito a la cabecera del enfermo para ser filmado en tan entrañable actitud. Muy bien. Ahora falta que salga y salude el que arriesgó el primer pronóstico, a botepronto, diciendo que no era nada.

Lo digo porque sí es algo, son tres meses. Pero antes de acabar el partido ya había hecho correr el club la idea de que no era nada, un tendoncillo, dejando colgada la impresión de que Casillas se había rajado sin motivo. Pero bueno, lo que pasó, pasó, y ahora se repesca con celeridad a Diego López, otrora promesa emergente de la casa, del que algunos (confundiendo deseos con realidades) llegaron a pensar que desplazaría a Casillas de la titularidad. No fue así y acabó buscándose la vida fuera. Y al principio le fue estupendamente, en el Villarreal. Alcanzó el rango de tercer portero de La Roja.

Pero luego fue cediendo terreno, perdió ese privilegio que le presentaba como el gran futurible de la portería de España. Tuvo una nueva oportunidad en el Sevilla pero ahí se ha convertido en suplente del casi cuarentón y meritísimo Palop. Lo fue con Míchel y vuelve a serlo con Emery. Pero no deja de ser un buen portero, y desde luego el Madrid necesita dos, como todo equipo. Con Adán le veo de igual a igual, aunque pienso que partirá con ventaja, porque tiene más recorrido. Ninguno de los dos es Casillas, por supuesto, pero ambos tienen derecho a esta oportunidad. Que gane el mejor.