Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Una fiesta para niños y padres

Tercera experiencia con horario matinal en el Bernabéu. Me encanta. De hecho, el santuario registrará hoy en el derbi con el Getafe una de sus mejores entradas en esta tortuosa y convulsa temporada. Jugar a las 12 es perfecto para promocionar el fútbol familiar. Llevar a tus niños al campo a esa hora te garantiza fidelización futura a este producto maravilloso al que cada vez cuesta más buscar clientela nueva por culpa de la amplia oferta de la industria del ocio y de los precios desorbitados. El Madrid ha reaccionado bien con este último asunto, bajando las entradas más baratas hasta los 15 euros. Así, sí.

Jugar a las 12 les favorece también a los jugadores. Se evitan la ansiedad de la tediosa concentración del hotel esperando la habitual hora nocturna del partido y luego pueden hacer planes para irse a comer con la novia o los colegas y pasar la tarde en el cine. Como cualquier ciudadano normal. De hecho, a los hombres de Mourinho les ha ido bien con este horario que permite cambiar la cerveza y el bocata por el chocolate y el café con churros. Cristiano y Benzema fueron los más activos en esas dos exhibiciones diurnas ante Osasuna y Sevilla: 4 goles cada uno. Higuaín y Pepe completaron esa brillante decena en la before hour. Por cierto, para los periódicos también es una hora estupenda. No veo contraindicaciones. A quién madruga, Dios le ayuda.