Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Santi Giménez

El Ulises que dirige a los guerreros

El Barça actual ha llegado a un grado de acumulación de figuras, que casi representa una mitología. Pero ninguna de las estrellas, héroes para ceñirnos a los términos helénicos, que se alinean sobre el césped tendría sentido si no hubiera detrás una mente que les dirigiera. Áyax, Aquiles, Petroclo, Agamenón o Pentiselea causaron pavor a las puertas de Troya por su fama y su fiereza, pero sólo pudieron los griegos entrar en la ciudad cuando dejaron de repartir mamporros sin ningún sentido y escucharon al menos dotado físicamente de todos sus reyes, pero que sin duda era el más listo. Ulises fue el que lideró la victoria mientras otros se dejaban higadillos y talones en el empeño. Xavi es el Ulises del Barça. El que dirige la nave y el que sabe en que momento hay que engañar al rival con un amago para luego poner una marcha más. Bajo su mando, el resto de la tropa rinde más, mejor y con menos bajas.

Es lógico que Messi centre la atención de todos los rivales, especialmente ante el viejo enemigo, pero es el de Terrassa el que tiene la vara de mando. Él es al que miran los demás cuando las cosas van mal dadas, porque tiene lo que no tiene nadie: pausa y sabiduría ante la tormenta. Y mañana, pinta que habrá borrasca.