Opinión

Opinión

Yo digo Joaquín Maroto

FIFA vigilará a Wakaso por su 'Alá es grande'

La FIFA prohibió en 2008 a los futbolistas hacer alarde en los estadios de lemas religiosos o políticos. Lo hizo justo antes de la Copa Confederaciones de Sudáfrica, en previsión de que las distintas confesiones de cada jugador según su país de origen y cultura pudieran derivar en problemas. Los primeros que fueron advertidos fueron los brasileños, que eran los que tradicionalmente más exhibían su condición religiosa. La Confecup 2009 se disputó sin sanciones por este motivo y se logró el objetivo de evitar que estas manifestaciones se repitieran durante el Mundial 2010, en el que tampoco tuvo que intervenir.

En la FIFA hay una gran preocupación con el asunto de las religiones, y más tras los sucesos de Egipto. Se vigila que los futbolistas no hagan alarde de sus inclinaciones religiosas y las sanciones por este asunto pueden llegar a ser grandes.

El asunto estaba controlado hasta que Wakaso (Ghana), hace unos días, festejó su gol de penalti a Malí en la Copa de África mostrando una camiseta en la que podía leerse 'Alá es grande'. Tras muchas deliberaciones, Wakaso fue sancionado con un partido de suspensión, el que cumplió ayer. Pero ha sido advertido seriamente de que las manifestaciones religiosas están rigurosamente prohibidas, y que en caso de reincidir tendrá que cumplir una sanción ejemplar. El seleccionador de Ghana, Appiah, ha sido el primero en llamar la atención de Wakaso.