Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Hoy vuelve el miedo escénico

Si algo conozco bien en esta vida, aparte de las gloriosas andanzas de mi mitificada Quinta del Buitre, es el comportamiento del Bernabéu. Hoy, 30 de enero de 2013, me atrevo a vaticinar que vamos a vivir un ambiente que nos recordará los tiempos del miedo escénico de los felices 80. La afición ha recuperado la ilusión y la sonrisa en un arranque de año que aventura una nueva tendencia, alejada de la bronca y los malos rollos vividos hasta hace muy poco. Con el capitán Cristiano al frente (Supermán llevará esta noche el brazalete ante las presumibles suplencias de Marcelo e Higuaín), el Madrid de Mourinho va a plantear un partido eléctrico, racial, pasional, de Champions...

Para que Adán no sufra un asedio, el Madrid debe jugar con valentía, sin miedo, haciendo dos contra uno a Messi (Carvalho y Arbeloa serán boinas verdes en esa misión) y jugando al límite, como si fuese la final de hace dos años en Mestalla. Esta Copa necesita un Rey y sería bueno chafar a los apostantes que creen haber jugado a lo seguro poniendo su dinero a favor del Barça. Mejor. Ir de víctimas hará más dulce la gran victoria.