Opinión

Opinión

Yo digo Juan Mora

Ya tenemos un nuevo deporte

¿Quién nos iba a decir que tendríamos un campeón europeo de patinaje artístico sobre hielo? Y quizá hasta mundial dentro de dos meses. De la existencia de Javier Fernández comenzamos a saber cuando empezó a meter la cabeza en los Campeonatos del Mundo y de Europa: hasta compitió en los últimos Juegos Olímpicos de Invierno, con sólo 19 años. Al principio se contempló el hecho como algo exótico, pero el año pasado subió al podio en la final del Gran Premio donde no faltan los mejores patinadores. La cosa ya iba en serio. Tanto, que ha regresado como campeón europeo. Un pionero más que sumar a la lista de deportistas que nos iniciaron en determinados deportes: Santana, Nieto, Paquito Fernández-Ochoa, Ballesteros...

No es que ahora nos vayamos a poner todos a patinar sobre hielo, pero que a partir de ahora vamos a ver este deporte de otra manera, desde luego. Un deporte, por cierto, que practicado al más alto nivel, llama la atención. Es como la natación sincronizada. No sabe bien de qué va, pero cuando nos encontramos las imágenes del patinaje en la pantalla, uno se queda a verlas aunque sea unos minutos. Javier Fernández empezó a patinar igual que muchos niños lo han hecho. Calzándose los patines en una pista cualquiera para pasar la tarde. Pero algo tenía. Cultivar esas cualidades le ha costado la infancia y la juventud. Es el precio que se paga en el deporte de alto nivel. Él lo ha rentabilizado, y a nosotros nos ha regalado un nuevo deporte.