Opinión

Opinión

Yo Digo Alfredo Relaño

Varane se doctoró ante el Barça

¡Qué lujo de partido! Y eso que los dos monstruos no estuvieron bien. Cristiano arrancó como un cañonazo pero luego no confirmó las impresiones de los primeros diez minutos. Algo tiene en el tobillo, por más que intente superarlo. Y Messi careció de su velocidad natural, tuve la impresión de que en cada carrera se reservaba algo. Alguna mala sensación (estuvo a punto de no jugar el otro día) le retiene. Ayer sólo hizo una jugada de las suyas y la finalizó mal. Pues aun sin ellos en plenitud, el partido fue soberbio por la calidad y la entrega de todos y por el fantástico contraste de estilos que siempre ofrecen.

Un partido que mereció más goles, que siempre nos tuvo en vilo. Gran arrancada del Madrid, un Barça creciente que sosiega el balón y domina hasta el descanso, aunque con déficit de llegada. En la segunda mitad, buena salida del Barça, gol bastante pronto y entonces el partido se desata. El Madrid va a por todo, no puede esperar, el Barça se mete en ese ritmo, que no es el suyo, pero se encuentra contraatacando bien. Esta vez llega con más claridad, pero remata mal. El intercambio de golpes acaba favoreciendo al Madrid, con un cabezazo de Varane a centro medido de Özil, en jugada de estrategia.

Por cierto, que entre toda la constelación de estrellas Varane acabó por ser el hombre del partido. Por varios cruces providenciales, por su solvencia con el balón, por su llamativa velocidad, por su elegancia, y por el gol. Se puede decir que ayer se doctoró como futbolista grande. Va a costar verle fuera del equipo cuando puedan volver Pepe y Sergio Ramos. Por lo demás, Diego López dejó una parada salvadora ante Jordi Alba, ya con el 1-1, que le respaldará en este regreso al Madrid. Y desde ya, a esperar el próximo Clásico. ¡Se va a hacer largo! Eso sí: cuando vuelva, será para dos seguidos.