Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Moisés Llorens

Dani, no es racismo, es sólo miedo

Dani Alves ha vuelto a escena. Hace partidos que va a más y lo demostró en el Bernabéu, una plaza en la que apenas tiene respeto entre los aficionados del Madrid. Casi sin quererlo, el lateral se ha convertido en el sustituto de Etoo para los seguidores blancos. Alves, como Samuel, pudo jugar en Chamartín, pero las dudas de los responsables madridistas y la paciencia de los entonces directivos culés fueron determinantes para que los dos, con años de diferencia, acabasen en el Camp Nou.

Hablando con muchos futbolistas uno acaba entendiendo que sí, que lo que se dice en el grada lo escucha sólo el abonado de al lado, pero que sobre el terreno de juego pocas cosas llegan nítidas. Bastante tienen con estar con lo suyo. Pero a Alves, como a todos, le molestó el desagradable grito del mono (¡uh, uh, uh!) que le dedicaron varias veces en Madrid. Dani es inteligente y quiere sacarle punta al partido. Ha calentado al soci para que el día 27 de febrero acuda con ganas al Camp Nou. Pero entonces, mientras él sea ovacionado, Cristiano deberá escuchar aquello de ese portugués... Y estaremos en lo mismo. No será racismo, sólo será miedo.