Opinión

Opinión

Yo digo Juan Mora

Ya quisiera Canadá nuestro nivel

Nos hemos presentado en Canadá con un equipo de circunstancias. Sin Ferrer (número 4 del mundo), que no ha querido ir, sin Nadal (5), que aún no ha reaparecido después de siete meses sin jugar, sin Almagro (11), que volvió de Australia con una microrrotura, sin Verdasco (24), que anda desganado, sin Feliciano (47), que está lesionado... Pero aún tenemos a siete jugadores más entre los cien mejores del mundo para hacer frente a Canadá: Granollers (34), Andújar (45), Ramos (51), Bautista (56), Gimeno-Traver (66), García López (82), Ramírez (92) y Montañés (95). De todo este plantel, Corretja ha elegido a Granollers, Ramos y García López. El cuarteto lo completa con un especialista en dobles, Marc López, que por algo es el número 3 del mundo.

Ya quisiera Canadá tener tanto donde elegir. Su equipo lo forman Raonic (15), Pospisil (131), Dancevic (166) y un buen especialista en dobles, Nestor (4). Raonic podrá estar por encima de los nuestros, pero no el número dos canadiense, salvo que la presión nos pueda, como pudo con Almagro en la última final de la Davis. Es el momento de medir el temple de los jugadores que se mantienen a la sombra de los Nadal y compañía. Si llegamos lejos en esta Davis estaremos en deuda con ellos. Como estuvimos con Mantilla y Clavet en 1999, cuando nos sacaron del apuro en Nueva Zelanda después de que nuestras figuras no quisieran ir. La victoria nos permitió no descender del Grupo Mundial y ganar la Davis al año siguiente. Así se escribe la historia.