Opinión

Opinión

Yo digo Juan Mora

Se consumó el desastre

Eliminados a la primera en la Davis. Un fracaso se mire como se mire. Por los ausentes que no quisieron dar la cara y por la propia derrota. Es significativo que se borraran de esta eliminatoria o presentaran microrroturas los jugadores que viajaron el año pasado a Praga para disputar los partidos individuales de la final de la Davis: Ferrer, Almagro y Feliciano, éste de reserva. La cosa no acabó bien, con la derrota de Almagro en el partido decisivo ante el veterano Stepanek, después de que Feliciano criticara la titularidad de su compañero. Pues aún más inesperado fue que Granollers perdiera ante Dancevic en esta eliminatoria, y se la dejara en bandeja a Canadá, a expensas de que Raonic ganara sus dos partidos.

Por supuesto que ningún partido se gana con el ránking en la mano, pero si Almagro estaba en aquella ocasión veintitantos puestos por delante de Stepanek, y ahora Granollers estaba ciento y pico por delante de Dancevic, era el momento para ambos de demostrar su valía y su posición. Pero la presión y la responsabilidad forman parte del juego, y ha quedado demostrado que con ellas no pueden quienes viven a la sombra de los Nadal, Ferrer y Verdasco en su momento. Por eso, el que tengamos más jugadores que nadie en el top-100 de nada nos vale. Se quita a los dos/tres mejores, y nos queda muy poquita cosa. No digamos ya si tenemos que jugar fuera de casa. La Davis ha puesto a cada uno en su sitio.