Opinión

Opinión

Yo digo | Juan Mora

El Madrid jugó a cara o cruz

Partido tremendo en la Copa de baloncesto. Cuarenta minutos de partido y dos prórrogas que dieron la victoria al Barcelona. El Madrid también tuvo su oportunidad, mas la desperdició. Podía haber ganado cualquiera, pero lo hizo el Barcelona. A los puntos también hubiera sido declarado ganador. Por poco, pero ganador. O sea, que tan apretado marcador reflejó fielmente lo sucedido en las casi dos horas y media que duró el partido, y que hizo comenzar el Telediario con 25 minutos de retraso. Para que las gentes del baloncesto se den cuenta de una vez por todas de que cuando se juega algo de verdad, y no la pachanga de la Liga, el baloncesto, que tiene a todo un Madrid y un Barcelona, puede hasta con el mismísimo Telediario.

Y bien justificado estuvo, porque emoción hubo para dar y tomar. Se esperaba que ganase el Madrid, mas en la Copa es norma que no gane el favorito. Así que el Madrid no ganó, ni siquiera estando Navarro muy mermado. Pienso que el Madrid sigue teniendo mejor plantilla que el Barcelona, pero cuando ambos se enfrentan presenta unas lagunas que le hacen vulnerable ante su gran rival. Confiar de repente el juego de todo un equipo a las acciones individuales de Llull, Sergio, Rudy o Carroll es tirar una moneda al aire. Si bien es verdad que dieron vida al equipo, también le mataron. Cuando entra el triple, perfecto, pero entre los cuatro fallaron ¡23! Además el equipo desperdició diez tiros libres. Visto así, fue un milagro que sólo cayera por tres puntos.