Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

El Madrid se merece un respeto

Siempre he respetado el trabajo de mis colegas de profesión aunque, lógicamente, en muchas ocasiones discrepamos. Pero hay situaciones en las que los límites del respeto y de la ética se rebasan y entonces hay que decir "hasta aquí hemos llegado". Comparar a los jugadores del Real Madrid con hienas no sólo es de muy mal gusto, sino que además incita a tratar a los futbolistas que defienden un escudo tan sagrado como el del Madrid como si fueran animales sarnosos y carroñeros. Es inadmisible que a jugadores internacionales que han dado gloria a este país ganando Mundiales y Eurocopas se les trate de una manera tan zafia y se intente predisponer a la opinión pública para que los vean como maleantes del fútbol y no como lo que son: dignos profesionales. El Madrid hace bien en tomar cartas en el asunto contra TV3 porque no olvidemos que es una televisión pública y entre sus contribuyentes hay miles y miles de madridistas afincados en toda Cataluña.

Ayer me llenaron el móvil con sus quejas aficionados madridistas de toda la piel de toro, pero especialmente los merengues de Cataluña. Allí hay más de cien peñas blancas censadas y para ellos defender su madridismo en esta situación se hace cada vez más complicado (y menos mal que anoche TV3 asumió su error). La rivalidad entre Madrid y Barça es lógica y es sano incentivarla desde los medios. Pero siempre respetando unas reglas mínimas de convivencia y educación. Yo mismo suelo ser crítico con el Barça y lo he sido a menudo con Messi, pero en el momento que pasase al insulto me estaría quedando sin argumentos y sin legitimidad ninguna. Sólo sé que hoy juegan ante el Sevilla diez leones y un Tarzán (Sergio Ramos).