Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

La madurez del actual capitán

El próximo 30 de marzo cumplirá 27 años. Sergio Ramos está en su Everest particular. Físico, futbolístico y personal. Su nuevo look, con el pelo corto, nos refleja el estado de ánimo sereno y la madurez consolidada del actual capitán del Madrid (Casillas recuperará el brazalete cuando reaparezca dentro de un par de meses). Tras tenerlas tiesas con Mourinho en septiembre por decir la verdad ("aquí ganamos todos y perdemos todos"), ahora ha acercado posturas con su entrenador por algo tan coherente como la búsqueda del bien común. Sergio tira de galones y de personalidad en el campo para aparcar las broncas y las diferencias con el técnico para cuando acabe el curso.

Ya habrá tiempo de hacer balance y de mirarse a los ojos. Pero él, al igual que Cristiano, lidera el mensaje de la unidad: "Vamos a por a la Champions y la Copa; es ahora el único objetivo". Ramos no temblará ni ante Rooney ni con Van Persie. Ya ha toreado en situaciones mucho más duras. Además, en su cabeza sólo entra la Décima. La Champions es el único título que se le resiste. No parará hasta levantarla...