Opinión

Opinión

El United, fiel a su ADN

Hubo bastantes ratos del encuentro donde parecía que el Madrid estaba a punto de resolver no sólo el partido, sino también la eliminatoria. No vean el marcador. Fíjense en ocasiones, en llegadas al área, en remates. El dominio fue abrumador. Pero el Manchester United es el mejor representante del "nunca digas jamás" y de que el partido no se acaba hasta que la señora barriguda canta (expresión inglesa que, como se imaginan, viene a decir que no dan nada por perdido).

Su historia está hecha de remontadas inesperadas y de superación después de tragedias y dificultades. Eso, si se respeta a través de los años, acaba en el ADN del equipo. No se conoce a un inglés, ni en partidos como el de ayer en el que decidieron defenderse, que haya dicho: "Qué día más malo tenemos y no hay quien le dé la vuelta a esto". Por eso hay que ir con ingleses a la guerra. El United solo hizo daño cuando robaba el balón, pero eso lo hizo pocas veces. Lo deja, se supone, para la vuelta.