Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

El mérito de Djukic y de Simeone

Son, junto a Juan Ignacio Martínez, para mí los tres mejores entrenadores de Primera. No pretendo quitarle méritos a otros técnicos, que también los tendrán, pero lo de Simeone y lo de Djukic es la clara influencia en todo lo bueno que les ha pasado a sus clubs desde que ellos llegaron. El Cholo aterrizó ahora hace un año y dos meses casi en un Atlético de Madrid incendiado. Con Manzano los resultados eran nefastos. El equipo en caída libre en Liga y eliminado en Copa por el Albacete. La grada gritaba y pedía el pescuezo de Cerezo, pedía la marcha de Gil Marín. Algo insoportable. Y llegó Simeone. Y la cosa cambio. Ahora el Atlético respira paz social, gana partidos, ha ganado dos títulos. Marcha el segundo en la clasificación. Mucho mérito.

Y lo de Djukic tiene casi más. Aterriza en un proyecto de ascenso a Primera de tres años. Llega con las dudas del presidente que estuvo tentado de fichar a Esteban Vigo antes que a él. Se encuentra un club depresivo por la derrota en el playoff de Elche y con la apuesta de Suárez tras hacerse con el paquete accionarial. A mitad de temporada el club entra en concurso de acreedores y los retrasos en los pagos son el pan nuestro de cada día. Y aun con todo eso, Djukic conduce al equipo a la Primera División. Haciendo un fútbol que no se recordaba a orillas del Pisuerga. Dotándole a todo de sentido, de lógica y de normalidad. Se convierte en el alma del club. Y llega la Primera y coloca cómodamente a su equipo en el centro de la tabla. Mucho más mérito todavía.