Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

63% de posesión del Rayo en el Bernabéu

Mou tocó retreta con diez en el 17' y el Madrid jugó a la contra.

El Madrid arrancó con la fuerza esperada: dos goles en once minutos anunciaban goleada, con permiso de un Rayo que saltó al campo mirándose al espejo. En este escenario surgió lo inesperado, cuando Ramos vio la roja en el 17'. Mourinho no se cortó nada al ver que el Rayo crecía: en ocho minutos prescindió del ariete (el joven e ilusionado Morata) para meter en el campo a Albiol. Toque de retreta, retirada a las trincheras... Y a esperar un contragolpe. El Madrid entregó el campo y el balón. ¿Es digno de un equipo grande? El resultado final avala a Mourinho, pero la grada vio a los de Vallecas con una posesión del 63% sobre el 27% del Madrid.

Por fortuna para los blancos, el Chori y el vistoso toque del Rayo no se prolongó en acierto en remate. Mucho fuego de artificio de Lass, Leo y compañía, pero sin gol. Ganó el muro madridista, con Kaká chispeante, con centrales gigantes y buscando las contras. Vistoso, nada; efectivo, mucho.

Dueño del balón

El Chori Domínguez se hizo grande en la medular ante un Madrid con 10. Tocó 55 balones, sólo 10 mal... Pero de nada valió.

Salida a por todo

Morata abrió el camino culminando una jugada rápida y sensacional de ataque. El Madrid salió a por todo arrollando al Rayo.