Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Lo hizo bien pero lo hizo tarde

El Rayo llegó al partido cuando no había partido, retraso imperdonable al que resulta imposible sobrevivir en el Bernabéu. De nada le sirvió moverse luego aceptablemente entre los escombros, hacerlo casi todo bien menos marcar gol, tener la pelota y meterle pólvora en muchas ocasiones, aliviarse con la expulsión de Ramos y desesperarse con el penalti de Coentrao que se zampó Paradas. Hizo entretenido un encuentro sin remedio.

A palo seco fue una derrota más en el Bernabéu. Buscando consuelo, su juego retrató bien esta temporada de los milagros. No se resignó ante el 2-0, mandó durante muchos minutos y se presentó abundantemente ante Diego López. Lass tuvo descaro, Trashorras no perdió el timón mientras le aguantó el cuerpo y Leo Baptistao dejó poco rastro de ese futbolista en plena explosión. Quizá si Chori Domínguez, anoche en su mejor versión, hubiese encontrado puerta en aquel remate cruzado con 1-0 hubiese el Rayo discutido los puntos. En cualquier caso, perdió el partido sin perder imagen, valor ni convicciones. Que le aproveche.