Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Sólo sobró el árbitro

¡Paradas, qué malo eres! Me había prometido autocensurarme para intentar dejar de escribir y hablar de los árbitros. Pero es que me lo ponen imposible. Como el Madrid empezó como un tiro y a los once minutos ya iba 2-0 arriba, el tal Paradas Romero debió pensar que era la hora de equilibrar el duelo cepillándose de la escena a alguno de los que suele estar en el filo de las tarjetas. Como Sergio Ramos siempre va de frente y no se esconde, Paradas va y le muestra una amarilla alucinante, en una acción de Leo que es faltita. Luego, el central internacional se equivoca y con la mano fuerza de manera ingenua su injusta expulsión. Pero luego Lass hizo dos manos durante el partido sin castigo. Y Coentrao también hizo un penalti con la mano que se comió igualmente el referee. Este árbitro es muy malo y ya la lió la temporada pasada con el Madrid en El Madrigal. Dejó a los blancos con nueve, al echar a Özil... ¡y a Sergio Ramos!". Está claro que le tiene manía al ayer capitán del Madrid. El Bernabéu se dejó la garganta con el colegiado de Antequera. Se merecía el reproche del pueblo. Una pena, el partido prometía...

Cantera power. Mourinho festejó su centenario liguero en el Madrid con un atractivo guiño a la cantera. Morata, titular. Castigo a la indolencia de Benzema. Bien, míster. El chaval, agradecido y astuto, metió un gol puro de 9 nada más empezar la fiesta. Celebración y jolgorio. Morata es de la casa. Se agradecen goles de cantera. Pocas veces he visto celebrar un gol en el Bernabéu a alguien que llevase el 29 a la espalda. Después, la absurda expulsión de Ramos llevó al banquillo al chico. Curioso. Los dos goleadores salieron del partido antes de la media hora. Fijo que no hay precedentes al respecto. Ramos metió un gol de coloso y ya lleva 38 goles oficiales de blanco, 20 de ellos con su portentosa cabeza. Será baja en Riazor (salvo que el club recurra y le quiten la primera amarilla). Pero en el Camp Nou y en Old Trafford estará listo para la doble hazaña.

Rayito espléndido. En el banquillo rayista estaba Jesús Muñoz, El Chuti. Es el ayudante del sancionado Paco Jémez, un técnico de bandera que se merece un monumento en Vallecas. Da gusto ver jugar a su Rayo. Fútbol alegre, ofensivo (pero sin ofender, sólo agradando), ambicioso y explosivo. Sólo le falta más gol. Baptistao estuvo flojo y hasta evitó con el trasero un gol de su compañero Piti. Pero jugando así, el Rayito merecería meterse en Europa. Como dijeron en el descanso los 2.000 seguidores franjirrojos: "¡Sí se puede, sí se puede!".

Kaká 'returns'. Actuando con la elegancia, la chispa y la verticalidad con la que lo hizo anoche, Kaká debería ser titular junto a Özil en Barcelona y Manchester. El Balón de Oro de 2007 ha recuperado la autoestima y la inspiración futbolística justo a tiempo para poder arreglar su desastrosa hoja de servicios. Yo le indultaba. Se merece una segunda oportunidad.

Un datito. En lo que va de Liga, Cristiano ya ha visto seis tarjetas amarillas y Khedira sólo dos. Es un simple dato. Pero llama la atención, ¿verdad?

Afición optimista. Me traslada su esperanza en un final feliz el socio número 87 del Real Madrid, Don Esteban Luis Andaluz. Un abuelo muy orgulloso de su Real. Y también las peñas de San José de Calamonte, Corralejo de Fuerteventura, Gran Capitán de Zaragoza y mis paisanos de Herencia. ¡Vamos!