Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Mourinho sólo debate su futuro entre el Chelsea y el PSG

Dicotomía de Mou. Varios amigos de José Mourinho están recibiendo un mensaje similar: el portugués acabará en la liga inglesa la temporada que viene. Pero los contactos con el PSG desde el año pasado sugieren que la decisión no es tan fácil o automática. En definitiva, tomada ya la decisión de dejar el Real Madrid, se trata de una dicotomía (que solía ser) habitual en el mundo del trabajo: ¿Irte a un sitio donde te quieren o a otro en el que vas a obtener, casi con seguridad, logros profesionales? La afición de Chelsea adora a Mourinho hasta unos límites exagerados pero el PSG será favorito de nuevo para ganar la liga el año que viene. ¿Reconstruir un equipo, un club, o darle un salto de calidad en Europa a otro? Mientras tanto, Benítez, sin hacer ruido, ha pasado de ronda en la Copa.

Crisis. Chelsea, PSG clubes que tienen dinero por castigo. Desde esas alturas apenas se ven otros que intentan sobrevivir en España, Grecia, Portugal. También en Inglaterra. Echen una ojeada a la foto de abajo. El Oldham, equipo en la equivalente a Segunda B que empató (2-2) ante el Everton en los octavos de la Copa y es una de las sorpresas de la temporada tras eliminar al Nottingham Forest y el Liverpool, pidió a sus futbolistas que no se intercambiaran camisetas al acabar el encuentro. No tienen suficientes. Tras el encuentro ante el Forest de dos rondas atrás, el delegado del Oldham le pidió al del Forest que ya que les habían eliminado y como la federación usa balones diferentes en la competición, a 80 euros cada uno, pues que, eso, si no les importaba cedérselos para la ronda siguiente. El Forest dijo que sí y con ellos jugaron contra el Liverpool.

Otra. El Carlisle viajó 900 kilómetros en autocar para enfrentarse al Portsmouth, que ha estado en dos ocasiones en los últimos tres años bajo administración judicial y que bajó dos categorías en ese periodo. El conductor aparcó el bus donde tocaba y al bajar un miembro de la seguridad del club rival le pidió 30 euros. Es el precio que se cobra por dejarlo en el párking. El Pompey, último en la League One, bajará de nuevo de categoría: está a nueve puntos de la salvación. Pero aunque supere la adversidad deportiva, será castigado con diez puntos menos por pasar la temporada en manos de los administradores.