Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

34 minutos dignos de un 9 'top'

Álvaro Morata ya ha tirado la puerta del primer equipo, que diría Camacho. En partidos de máxima exigencia ha dejado claro que del Castilla de Toril ha salido un delantero centro que es pata negra. Top, que diría Mourinho. En sólo ocho minutos ante el Levante y en 26 ante el Rayo, ha demostrado ser un nueve con planta y pedigrí. Con el agua hasta el cuello en el Ciutat, literalmente, saltó al campo con 1-1 y con Cristiano en la enfermería. Bonito panorama para un chaval de apenas 20 añitos. Pero sólo 67 segundos después batió a Munúa con un cabezazo imperial. Lo celebró con la misma rabia con la que lo hicieron en su estreno realizador Raúl, ante el Atleti en el Bernabéu (4-2), Sanchís en Murcia (0-1) y Álvaro Benito en Chamartín ante el Sevilla (4-1). Cracks.

Tras aquella portada de AS merecida por su tesón, Mou lo apartó de la escena. Iba convocado casi siempre, pero se quedaba inédito en el banquillo, en el mejor de los casos. Viajaba y era habitualmente uno de los descartes. Ello le impedía jugar con el Castilla y con el Madrid. Involución total. Pero supo esperar, guardar silencio, comerse el orgullo en las frías mañanas de Valdebebas y apretar los dientes a la espera de poder dar un puñetazo en la mesa. Y lo dio el domingo, aprovechando la suplencia-castigo del indolente Benzema y la sanción de Higuaín. La expulsión de Ramos le envió prematuramente a la ducha. Pero el Bernabéu es sabio y la ovación que le concedió fue como cortar dos orejas en Las Ventas. Este chaval ha pasado la ITV del Madrid. Es top.