Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

El Swansea le viene como anillo al dedo

El Swansea es el producto de una decisión de hace más de una década. Hombres de negocios de la zona se involucraron en el club para impedir que desapareciera e impusieron una manera de hacer las cosas. Y hasta hoy. Roberto Martínez, ahora en el Wigan, marcó el camino y Laudrup se aprovecha de ello. Valverde era la segunda opción si hubiera fallado el danés, pero a Michael, que quiere retirarse a los 60 años y prefiere un equipo al que ver crecer sin las presiones de un grande, el Swansea le venía como anillo al dedo.

Es un equipo pasador que quedó undécimo la temporada anterior; hoy son octavos. El triunfo de Laudrup es doble: es el gran vencedor del mercado de fichajes (Pablo, Chico, especialmente Michu) y ha mejorado al equipo. Le ha dado sentido a la posesión (solo se quedan el balón si conviene) y es más directo para aprovechar la llegada de Michu. Golean más, llegan antes y atacan en orden a la vez que mantienen bastantes hombres tras el balón, con lo que encajan menos. Han pasado de ser un equipo difícil de batir a otro que le saca puntos a los mejores. Se habla de Laudrup para el City o el Chelsea, pero su agente negocia un nuevo contrato con los galeses.