Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

A Cristiano y Özil les bastó 30 minutos

Mourinho experimentó con un once sin Cristiano y Özil, principalmente. Entregó el equipo a Modric y Essien, en colaboración con Kaká. No funcionó como debería. El Depor enredó a la medular, con Valerón como jefe de maniobras. El Madrid hizo una primera parte corta de ideas, apenas vistosa por la aparición esporádica de Kaká. Cinco jugadas con remate es un baremo por debajo de la media del equipo blanco.

Sin los cracks en el Madrid, el Depor se vino arriba en pies de Valerón (39 pases buenos, 7 malos, 8 pérdidas, en un gran partido).

Pero llegó el cambio al rozar la hora de juego. Entraron de una tacada Cristiano, Özil y Khedira. Manejo y pegada. Özil asumió el mando en media hora (32 pases buenos, 5 malos) y Cristiano fue una perforadora. Kaká se multiplicó impulsado desde atrás. La remontada fue posible en 30 minutos: 12 remates en la segunda parte. Esa sí es una buena media para ganar.

Remontada

En el 60' Mou metió a Cristiano, Özil y Khedira, con Callejón de lateral izquierdo. Ataque directo, hilvanado y remontada.

Sin luces

Essien y Modric no consiguieron imponer su juego. El Depor mandó con Valerón. Kaká hacía su guerra. El Madrid no asustaba.