Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Las vacas flacas ya están aquí

Suso Morlán, entrenador de David Cal, se va a Brasil; Luis Villanueva, director técnico de la natación española, se fue a Nueva Zelanda. Ambos técnicos algo tienen que ver con las medallas que ganamos en los Juegos. Cal se ha colgado cinco, y es nuestro mayor medallista; en la natación, Villanueva fue el responsable de conseguir la mejor preparación posible de nuestros nadadores, y Mireia Belmonte regresó de Londres con dos medallas. Se comienza a notar la falta de recursos para retener a los mejores técnicos. Lo peor es que se van no porque les hayan ofrecido contratos imposibles de rechazar, sino porque simplemente les garantizan un sueldo. Esta situación también tenía que llegar al deporte, y las vacas flacas ya están aquí.

La falta de recursos es tan evidente que ha dejado de haber dinero para todas las Federaciones. Las subvenciones que se reparten cada año han bajado de 47 millones a 31, y ocho no recibirán más que 15.000 euros para gastos administrativos. Son las de Caza, Colombicultura, Colombofilia, Espeleología, Fútbol Americano, Galgos, Kickboxing y Tiro a Vuelo. Se trata de deportes que han dejado de tener "interés público" por no ser olímpicos o no tener una implantación mayoritaria en el mundo. Su supervivencia dependerá a partir de ahora de los ingresos que genere. Detrás de ellas pueden ir unas cuantas más. Cuando se conozca el reparto, algunas sufrirán un recorte del 40%. Se quedarán en poco más de los 15.000 euros para gastos administrativos.