Opinión

Opinión

Al Barça le va mal la velocidad

El Madrid tiene la solución en la velocidad. Al Barça le sienta fatal girarse para defender delanteros rápidos. No es preciso irse lejos para recordarlo: Negredo lo dejó claro en carrera con Mascherano, aunque después chutase alto. Donde Negredo, se pueden imaginar mañana a Cristiano, o a Higuaín, o a Callejón contra Puyol. El Madrid practica el mejor ataque rápido de la Liga, y el Barça lo teme. En este miedo juega una baza psicológica a favor el equipo de Mourinho.

No precisa atacar al Barça con el 1-1 de la ida, pero por su ADN el equipo de Roura se irá arriba, abriéndose por la inercia del toque. Si la zaga blanca resiste el acoso sin recular, cada robo de balón debería convertirse en la salida de un Fórmula 1 hacia el área de Pinto. Özil es clave, o Kaká si Mou se atreviera. Zancada larga, balón disparado, rebasar la línea roja que impone Busquets y pegada. Al Barça le sangra la herida de Milán y el Madrid puede hurgarla.