Opinión

Opinión

Gladiadores rojiblancos

En Champions. El Atlético lleva ya 56 puntos, los mismos con los que acabó la pasada temporada. Y faltan aún 13 jornadas por disputarse. Es sólo un dato. Muy elocuente. Muy significativo. Pero hay otras cosas, y muchas veces más importantes, por encima de los números. Y una es la manera que tuvo ayer este equipo de comportarse en el campo. Desde el principio hasta el final. Los once gladiadores del Cholo saltaron al terreno de juego a comerse al rival, que jugó todo el segundo tiempo con uno más. El Atlético mereció irse al descanso con más renta. No lo hizo. Con un jugador menos, el Atlético apenas pasó apuros y las mejores ocasiones siguieron siendo rojiblancas. Con el Calderón puesto en pie y ovacionando a los suyos. El de ayer era un encuentro que había que ganar sí o sí, con once, con diez o con nueve. Y lo hicieron estos gladiadores modernos, vestidos de rojiblanco pero que le echaron de todo: fútbol, coraje, corazón, amor propio... Hay encuentros que valen más que tres puntos y éste es uno de ellos.

Otro récord. Gabi, que es medio equipo, cometió una torpeza, pero no importa. Al capitán se le perdona. Cuando uno juega al límite pueden pasar estas cosas. El 1-0 supone un récord para el Atlético: es el segundo equipo de la Liga que gana ocho partidos seguidos en casa y sin recibir un gol (el otro fue el Barcelona, en 1997). Si el equipo mantiene la portería a cero es complicado que pueda perder. Los accidente suceden una vez y el Atlético lo padeció ante el Rubin Kazán.

Costa contagia. Por cierto, otra cosa hubiera pasado si Diego Costa hubiera estado ante el conjunto ruso. Pero bueno, eso ya es historia. El brasileño hizo un partidazo, en ataque, sacrificándose, con balón y sin él. Y lo mejor es que contagia a todo el mundo. A sus compañeros, a la grada, al técnico... Diego Costa se ha ganado el respeto y el cariño de afición. A base de trabajo, de mucho trabajo.

Vuelve el Tigre. El Atlético necesita a Falcao. No hay muchos futbolistas en el mundo con la capacidad goleadora del colombiano y es una gran noticia que el Tigre vuelva a marcar goles con asiduidad. Ayer entró en la historia del Atlético, pues es el primer futbolista de la entidad que hace más de 20 goles en dos Ligas consecutivas. Sólo otro jugador, Escudero, había marcado más de 20 tantos dos veces. El gran Adrián los hizo en las temporadas 52-53 y 55-56.

Los penaltis. Además, el colombiano no falla desde el punto de penalti y es bueno tener un jugador así. La suerte le ha sido esquiva al Atlético en este tipo de acciones, pues los rojiblancos han perdido a lo largo de su historia títulos y partidos clave en los penaltis. A Falcao no le tiembla el pulso a la hora de lanzar e igualó el récord de goles de Rubén Cano de penalti: 8 en la temporada 78-79. En el de anoche, tuvo que aguantar pero lo ejecutó a la perfección.

A por la final. Ahora el Atlético piensa ya en el encuentro ante el Sevilla, uno de los más importantes de la temporada. Está en juego, ni más ni menos, una final de Copa, el encuentro más bonito de la temporada. El 2-1 de la ida deja todo abierto para el choque del Pizjuán, pero el equipo rojiblanco está muy mentalizado de que quiere otro título este año y es la Copa. Nueve veces ha sido campeón y otras nueve más jugó la final. El miércoles conseguirá jugar otra final más. Los gladiadores no se rendirán. La gloria es suya.