Opinión

Opinión

Odriozola esquiva, Fuentes amaga

El atletismo español está lleno de sombras. Se trata de una historia interminable, porque todos los eslabones de la cadena están perfectamente enlazados. Tal es así, que los primeros y los últimos se relacionan entre sí, pese a haber transcurrido treinta años. Ramón Cid acaba de ser nombrado seleccionador por Odriozola, y Ramón Cid fue uno de los ocho atletas a los que el doctor Laich, llegado de Checoslovaquia, comenzó a hacer biopsias musculares para someterles a un tratamiento que mejorase sus marcas. Otro atleta fue Alonso, actual manager de Marta Domínguez. Odriozola y Eufemiano Fuentes también andaban ya por allí. Fueron tiempos confusos: cinco positivos nunca aclarados, espantada en los Europeos indoor de 1984...

Como verán, la historia no es de ahora. Ambos saben muy bien lo que se ha cocido en el atletismo. Odriozola lleva nada menos que 24 años de presidente. Y porque hay cuestiones sin resolver, uno esquiva y el otro amaga. El combate parece hacer referencia a los Europeos de Gotemburgo 2006, cuyas fechas aparecían entre los documentos incautados a Fuentes en la Operación Puerto. En esos campeonatos Marta Domínguez quedó decepcionada con su séptimo puesto en los 10.000 metros, y al término de la carrera dijo: "Mi función aquí se ha acabado". Pero lejos de regresar a España, Odriozola la convenció para que se saliera en los 5.000. Cinco días después se proclamaba campeona. Y Fuentes diciendo que Odriozola tiene que callar.