Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Claramunt y las cuatro federaciones

La relación entre la Federación y Santa Mónica venía siendo insostenible los últimos meses, agudizándose las diferencias desde la llegada de María José Claramunt, directora de la Selección. Villar decidió romper (habrá juicio) con la empresa de Samper porque no le consultaron antes de firmar el último contrato con Mediaset. Villar no rompió antes en agradecimiento al enorme favor financiero que Samper le hizo cuando la RFEF no tenía para pagar las nóminas de sus empleados y Santa Mónica las pagó.

No por esperada la ruptura ha sido menos traumática. El poder federativo se basa en el proyecto territorial y los presidentes de las federaciones territoriales están muy molestos con Villar. Les informa de que son candidatos a su sucesión, pero no les cuenta nada más y ya ni la Selección va a jugar a sus ciudades. Consideran los barones territoriales que no pintan nada y que Claramunt maneja todo a su antojo y les menosprecia. Dicen que hay cuatro 'federaciones': "La de Villar, la de Padrón, la de Claramunt y la de Jorge Pérez, que está en las otras tres". Villar retoma el control antes de irse a la FIFA. Primero ha roto con Santa Mónica. Ahora estudiará lo de Claramunt...