Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Teixeira I acertó en las rojas

No pitó un penalti de Cata a Negredo por agarrón en el área

Fernando Teixeira Vitienes intentó pitar en el primer tiempo lo justo y, a la vez, procuró que cuando señalaba una falta parar poco el juego para crear calma y que el partido discurriera por cauces deportivos. El primer tiempo lo saldó con una buena labor y dos tarjetas, que le llevaron a controlar la situación y no tuvo, además, jugadas conflictivas, salvó algún que otro agarrón en el lanzamiento de córners.

En la segunda parte cambiaron las tornas. Detallemos los acontecimientos: amonestó a Cata en el minuto 48 por empujón por detrás a Negredo al borde del área. En el 57', existe otro agarrón de Cata a Negredo, del brazo y camiseta, dentro del área pero el colegiado no señaló el penalti correspondiente, y esto significó el lunar más grave de su actuación.

En el minuto 73, se dirigió a Simeone para que se sentara después de protestar y tres minutos después, Medel le hizo una entrada muy fuerte a Diego Costa y amonestó en primera instancia al jugador chileno del Sevilla, pero éste insistió en sus protestas y, por consiguiente, fue justamente expulsado. Luego, a continuación, el segundo entrenador del Sevilla, Juan Carlos Carcedo, protestó y el colegiado lo expulsó, habiendo una discriminación con la actitud que tuvo anteriormente con el banquillo del Atlético.

El partido siguió por derroteros calientes y en el minuto 92, Kondogbia entró en falta, merecedora de tarjeta, pero al levantarse le pisó en el abductor a Diego Costa por lo que fue expulsado también muy justamente.

Para lo que se jugaban los equipos, hay que considerar que Teixeira I estuvo equitativo en sus decisiones y solventó el encuentro, que se fue calentando a medida que pasaban los minutos, disciplinariamente con gran corrección. Los jugadores no se lo pusieron fácil y sacó las tarjetas justas cuando las acciones punibles lo merecieron. El árbitro cántabro estuvo a buen nivel.