Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Iker, en conferencia de prensa: gesto de unidad o truco de Mou

Ni Mourinho ni Karanka hablaron tras ganar al Barça; lo hizo Casillas

La imagen es relevante por cuanto tiene de extraordinario. Finalizado el partido del Camp Nou, ni Mourinho ni Karanka comparecieron en conferencia de prensa. Lo hizo Casillas. Él mismo explicó las razones ante los atónitos periodistas. "Hemos decidido que sería un buen momento para que el capitán saliese... si no os molesta... Es un momento para festejar y para compartir con los madridistas...".

El gesto quedó medio traspapelado por la enorme repercusión del partido, pero adquiere importancia al observar que nadie lo interpreta de la misma forma. Para unos es una inequívoca señal de unidad. Iker, todavía en fase de recuperación de la fractura de su mano izquierda, acompañó al resto del equipo hasta Barcelona y su aparición ante los medios sirvió para que compartiera protagonismo en la victoria. De paso, se despejó cualquier sospecha sobre la relación entre el portero y el cuerpo técnico, o sobre su liderazgo dentro del grupo. Amor y paz.

Quienes fruncen el ceño consideran que hay gato encerrado. Argumentan que sólo Mourinho tiene autoridad para decidir la comparecencia de Casillas y el entrenador suele manejar razones con doble fondo. En varias ocasiones ha repetido que los partidos incluyen las conferencias de prensa anterior y posterior.

¿Qué pretendió entonces al enviar a Casillas? La hipótesis de la unidad resulta demasiado sencilla para una mente tan compleja. Pudo ser una razón, pero no la única. Tal vez también quiso restar foco a Roura, o quitar trabajo a Karanka, o dárselo a Iker, o escuchar de su boca los elogios al sistema y a Cristiano, o epatar, o simplemente provocar este artículo para carcajearse de buena mañana cuando se lo adjunten en el resumen de prensa:

-Han picado.

-¿Quiénes, sire?

-Los de siempre, muchacho.