Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Mourinho acertó con los cambios

Alex Ferguson aprendió en las finales contra el Barcelona que no bastaba preparar un partido para no tener el balón: había que convencer a los suyos de hacerlo, acostumbrados a ser protagonistas, y escoger a los jugadores que estuvieran dispuestos a correr los noventa minutos. En 2009, abroncó a Cristiano y a Rooney por no hacer el trabajo defensivo que les pidió. Según el entrenador escocés, esa fue la razón por la que cayeron derrotados. En el año 2011, volvió a escoger un once equivocado para defender, con demasiados jugadores tocones que olvidaron a los diez minutos seguir de cerca a Xavi. Pues ayer el Manchester United lo hizo todo bien sin balón: ayudas, repliegues, seguimiento a Xabi Alonso, basculación... Enorme labor colectiva.

Se olvidará porque el ganador escribe la historia, pero el United fue superior al Madrid antes de la expulsión de Nani. Los blancos no generaron suficiente con un Xabi marcado al hombre por Welbeck o el que anduviera por su lado. De todas maneras había que marcar y ahí Mourinho acertó con el primer cambio de la segunda parte: Modric participó por delante de Xabi mientras el rival se echaba atrás. Más raro fue el siguiente, que no ayudó a que el Madrid mantuviera la posesión (Pepe por Özil), quizá temiendo la historia del Manchester más que su realidad (nunca se les puede dar por muertos, pero estaban a punto de caramelo para rematarlos). Hasta Cristiano pedía a los suyos que fueran a por el tercer gol, pero para entonces el mensaje desde el banquillo había sido otro.