Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Marcelo, de aquella foto al banquillo

Descansan Sergio Ramos, Varane y Coentrao, tres que se han batido como jabatos en la semana grande del Madrid. Mourinho tiene un buen detalle con ellos... y de paso con los que les guardan la espalda, que tendrán oportunidad de jugar. De ellos el que más miradas atraerá será Marcelo si es que juega, que me figuro que sí. Pero no puede darse por seguro. Bien podría ocupar Arbeloa el lateral izquierdo y Albiol o Essien el derecho. Otras veces ha pasado. Pero si juega, decía, atraerá muchas miradas. He ahí un jugador muy querido por crítica y público que de repente se ha venido abajo.

En Navidades estuvo en la foto de los once mejores del mundo, en la gala del Balón de Oro. Mejor del mundo en su puesto en el año 2012. Vamos por mitad de marzo de 2013 y ha perdido el puesto en su equipo y nadie clama por ello. Una lesión le llevó a abandonarse, cogió peso visiblemente, Mourinho tiró de él en la primera mitad en la Copa ante el Valencia y eso casi le cuesta la eliminatoria. En el descanso salió Coentrao y se acabó el problema. Coentrao, en espléndida forma, es ahora un titular aplaudido. El futuro de Marcelo se presenta ahora tan oscuro e incierto como el reinado de Witiza.

Y ya que las desgracias nunca vienen solas, se ha visto de repente en lenguas por sus descuidos al volante, que le han llevado a quedarse sin puntos, tras lo cual le cazaron otra vez conduciendo. Algo han tenido que hacer él y otros para que Tráfico les sacuda así. Ayer fue Özil. Benzema sigue pendiente de juicio, hay un jugador X aún por identificar... Los futbolistas son venerados, pero eso no les da derecho a todo. Deben cuidar su cuerpo como una máquina de precisión y manejar el coche con la debida prudencia. Marcelo ha fallado en lo uno y en lo otro. Por eso está como está.