Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

España supo vencer las dificultades

Llegaron las dificultades y España las resolvió. Un partido que empezó fantásticamente bien, se nos complicó luego. Un poco porque el rápido primer gol rebajó la tensión y otro poco porque el calor y la humedad apretaron mucho, la verdad es que España hizo desde el gol al descanso su peor media hora en mucho tiempo. Los nigerianos parecían más seguros en la calurosa tarde, se desplegaron y desconcertaron a España, descolocada, larga y sorprendentemente imprecisa. Curiosamente, a pesar de ello creó muchas ocasiones, en contraataques esporádicos que acabaron en remates claros pero fallados.

Por suerte, en la segunda mitad La Roja recuperó el pulso, gracias quizá a que ni siquiera Nigeria pudo sobrevivir a ese enorme calor y aflojó. Bajado el ritmo de los africanos, España recuperó el hilo del partido. Y además llegó por fin el segundo gol: Torres, nada más entrar, cabeceó con brío y precisión un buen centro de Pedro. Quinto gol de Torres en el campeonato, llegado éste en condiciones más difíciles y necesarias que los otros cuatro. Y después de que a Soldado se le hubieran escapado dos ocasiones claras en la primera mitad. Nunca terminaremos de hablar del nueve en esta Selección, parece.

Pero, en fin, el balance es óptimo: tres partidos, tres victorias, quince goles marcados y uno encajado. Ahora nos toca el jueves con Italia. Antes, el miércoles, Brasil-Uruguay. Suena muy bien: Brasil, Uruguay, Italia y España. Cuatro campeonas del mundo. Nuestro partido volverá a ser en Fortaleza, pero al menos ya sabemos lo que nos espera, e Italia es de nuestro mundo, no de un clima caluroso, como Nigeria. Esto marcha. Ayer llegaron las dificultades, hubo media hora mala, pero la mayoría de las ocasiones las hizo España. Y una línea final para Pedro y Jordi Alba, los dos jabatos de la tarde.