Estás leyendo

En defensa del Reglamento del Fútbol

En defensa del Reglamento del Fútbol

En las transmisiones de la SER suele haber bromas con el árbitro titular, Daudén, casi siempre alentadas por Antonio Romero, sobre cuándo las manos deben comportar tarjeta y cuándo no. Él lo explica con paciencia que agradecemos poco. La duda me hace pensar en muchas otras sombras que se van creando entre la afición respecto al arbitraje, y que dan lugar a conflictos. ¿Se deja sacar un córner o tirar una falta con tiempo cumplido o no? ¿Distinguimos entre cama y saltar sobre un contrario? ¿Puede el delantero estorbar al portero que saca? ¿El bote neutral ha sido abolido del Reglamento? Y más.

Hubo tiempo en que cualquier aficionado con interés por ello se hacía con los secretos del Reglamento mediante las ediciones que casi cada año sacaba Pedro Escartín, con las últimas aclaraciones a las dudas que iban surgiendo. Ahora eso no lo hay. Ahora el aficionado se informa por los árbitros comentaristas, que son bastantes y todos bienintencionados, pero que no siempre coinciden. O porque no están a la última o porque la imprecisión de algunos retoques (varios de fabricación puramente nacional) les dejan descolocados. Y según a quién leas o escuches te haces una idea u otra.

Alguna vez le he pedido a Díaz Vega que las indicaciones que se hacen llegar a los árbitros en activo se les comuniquen a los comentaristas, a fin de que a toda la afición llegue un mismo Reglamento. Porque esto es algo en lo que hemos ido para atrás. Nunca había habido tantas dudas con el fuera de juego como ahora. Nunca hubo duda de que el tiempo sólo se alarga para el penalti. Nadie sabe por qué se permite al delantero obstruir al portero, algo severamente prohibido. El saque neutral es saque neutral. Aún existen los indirectos en el área, cosa que ya no se ve. Reina una confusión que es nueva.

También te puede interesar