Estás leyendo

La Champions exalta el valor de LaLiga

La Champions exalta el valor de LaLiga

Con frecuencia me preguntan con qué derecho decimos que la española es la mejor Liga del mundo. Siempre esgrimo en defensa de ese aserto los resultados de nuestros equipos confrontados a todos los demás. No encuentro mejor baremo. Sé, claro, que la Premier hace cosas mejor, entre ellas la puesta en escena, envidiable. Campos llenos, césped perfecto. La imagen es envidiable y de hecho les estamos copiando lo mejor que tienen. Pero en lo sustancial, LaLiga manda. Nuestro fútbol ha ganado en los últimos diez años más títulos de Champions y Europa League que todos los demás países juntos. Así que, por supuesto, lideramos el ránking UEFA.

Y así va a seguir. Ahí tienen los números: LaLiga ha clasificado a los siete de sus siete, entre Champions y Europa League. O sea: no hemos sufrido ninguna baja. Eso nos mete en esta ronda de mata-mata en ventaja frente a alemanes e ingleses, que empezaron con el mismo número que nosotros, siete, y han sufrido dos bajas. ¿Cuál es la razón de nuestro poderío? No puede ser sólo el dinero, puesto que la Premier tiene más, y mejor repartido. Quizá (o seguro) lo que hay en LaLiga es la confluencia de estilos, que data de tiempos lejanos. Aquí se cruzaron las  mejores influencias del fútbol del Danubio con las del porteño.

Y el fútbol nos enamoró. Le hemos dedicado mucha atención y mucho dinero también. España está dispuesta a soportar mal que bien cualquier recorte menos el del fútbol. Aquí vale todo menos que el Madrid y el Barça no puedan tener los mejores jugadores del mundo, y tras ellos, los demás. El Atlético no tiene ni a Cristiano ni a Messi, pero tiene a Griezmann,  y no hay equipo en Primera o hasta de Segunda que no tenga internacionales de cualquier país, en algunos casos la estrella nacional. Es nuestro vicio, admitámoslo. Así que este regreso de la Champions tras el paréntesis invernal no deja de ser una fecha jubilosa.       

También te puede interesar