Estás leyendo

Con Mangala se torció todo

Con Mangala se torció todo

El partido al Valencia se le torció con la expulsión de Mangala. Por más que Munir firmara el 2-2 en un contragolpe sobre la bocina del descanso, con un futbolista menos y ante un Barcelona necesitado, la misión de puntuar en el Camp Nou se antojaba complicada. Principalmente porque no está el Valencia como para tenerle fe y, aunque los blanquinegros se mantuvieron en pie hasta el 4-2 de André Gomes, la victoria cayó del lado azulgrana por su propio peso. De hecho no lo hizo antes por Diego Alves.

El planteamiento del Valencia, sin Zaza y con Munir, Cancelo y Orellana arriba, era claro: no cometer errores atrás y correr arriba. Hasta el 35’ todo le salió perfecto a Voro. A fin de cuentas el córner que acabó con el 0-1 de Mangala había llegado así, de una carrera de Munir desde su campo. Para entonces el Valencia había tenido dos ocasiones por sólo una del Barça. Pero entre que Garay no tuvo su noche en general (y con Suárez en particular) y el penalti y roja de Mangala, cualquier atisbo de sacar algo era una quimera.

0 Comentarios

Mostrar