Estás leyendo

Tercer tiempo

Tercer tiempo

Intuiciones y Unzúe

Don Luis Suárez se fija en los detalles: Unzúe manda cada vez más en el banquillo azulgrana. No tiene certezas el maestro, tiene “intuiciones razonadas”, y una de ellas es que el segundo de Luis Enrique puede ser el primero. El Barça sufrió para ganarle al Valencia; pero esas dos almas, el entrenador y su segundo, salen con bien de encuentro tan sintomático. No era un trámite. Pero el Barça vive en un alambre.

Aquel Sevilla

Sampaoli ahora no tiene rumbo en su carrera. El equipo se fue de coplas y ya no rima. Roto por dentro y por fuera, ha adoptado el papel de la mantequilla. Y Simeone ha recuperado su capacidad de cuchillo. Esos delanteros que tiene (Griezmann y sus discípulos) juegan sin reparo, alegres como su afición legendaria. A Sampaoli uno de los dos Sevillas le heló el corazón. Y ahora es un héroe triste.

Técnicos serenos

Hay pocos entrenadores como estos dos, Valverde y Zidane. Ocupan banquillos eléctricos. Sobrios; Zidane usa la cabeza, se la toca, es su piedra expresiva. Valverde se vuelve a sí mismo, se cabrea, no pide auxilio del público. Fue un buen partido de los dos. Conocen la materia que tocan. Vi el partido mirándolos. Es admirable esa contención hasta cuando van mal. No son invisibles pero no están pendientes de que los vean.

Encantados

Aduriz y Casemiro se saludaron durante el partido y después. Encantado de verte…, y de marcarte. Casemiro logró amarilla y gol. Como Aduriz, pero para éste el gol fue insuficiente. Los comentaristas se mostraron felices: a pesar de las broncas, al final todos se saludaron en la hermandad que convoca San Mamés. Qué creían. Machado decía eso, que una de las dos Españas te helará el corazón.

Hielo en la nuca

Eso está pasando en el fútbol, se teme que esto siga pasando: las dos Españas (Madrid, Barcelona) se enfrentan hasta cuando no se oponen. La polémica arbitral del Barça-PSG ha rozado otra vez a los aficionados de uno y de otro, como si ellos se hubieran enfrentado en los octavos. Como hielo en la nuca, como dos hemisferios que se oponen. Me he sentido mal. Ojalá aprendamos del Athletic-Madrid. Se juega, se saluda.

Queda la Selección

Para aliviar estos dolores de la grada está la Selección. Lopetegui es un dignísimo continuador de Del Bosque y su lista es la consecuencia de su manera de ver el fútbol. Que no se dispute si tendría que ir este o el otro no es acomodo del público, sino acierto del seleccionador. Del Bosque fue maltratado esta semana por seguir siéndolo. Una de las dos Españas se empeña en helarle el corazón a este gran hombre.

Los detalles

Me fijo en un detalle: la trasera del pantalón de la Real Sociedad, que perdió ante el Alavés, el enésimo equipo vasco de LaLiga. Es un anuncio color carne, de modo que en algún momento parece que el futbolista perdió el calzón. La publicidad tiene su sitio. ¿Tanta camiseta y tiene que estar ahí? Luego me fijo también en que los delegados golpean ahí, en ese anuncio, cuando los jugadores entran al campo.

Despedida y cierre

Valverde se va a Inglaterra… o a Barcelona. Setién se va de la UD, después de que su equipo se salvara el viernes ante el Villarreal. Jugar en viernes tiene menos prensa. Pero la noticia de Setién puso en primera a los amarillos. Hombre sensato, como Valverde, sonó para el Barça. Pero quería quedarse. ¿Qué le heló el corazón a Setién? No se deja Las Canteras por cualquier playa.

La frase

“Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”

Antonio Machado

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar