Estás leyendo

¡Otra vez! Enemigos íntimos…

¡Otra vez! Enemigos íntimos…

Otra vez el destino ha cruzado los caminos de Madrid y Atleti. Parecía casi imposible imaginar una tercera final entre los dos reyes actuales del fútbol europeo y quizás sea mejor así. No obstante, tengo presente aquel gol de Chicharito que eliminó al Atleti en Europa hace dos temporadas. Quiero decir con esto que en Champions el Madrid sigue manteniendo una fortaleza mental y anímica sobre su vecino del Manzanares, que sólo nos ha mojado la oreja últimamente en las competiciones locales (Liga, Copa y Supercopa de España). A mí me motiva mucho eliminar al Atleti a doble partido. Y encima jugando la vuelta en el Calderón. Si así fuese, nunca más se diría la bobada de las bolas calientes con el Madrid. La ruta hacia Cardiff es brutal hasta ahora: Bayern Múnich, el Atleti del Cholo… 

Pero no hay lugar para lamentos. El Madrid tiene claro que para volver a reinar en Europa (¡sería la tercera Champions en las cuatro últimas ediciones!) hay que ganar a todo el que se ponga por delante. Nos conocemos tanto y tan bien que esta vez el papel de Zidane y Simeone va a ser residual. Serán 180 minutos tácticos y de pura guerra de nervios. Pero no olviden que Cristiano llega a esta semifinal on fire, después de hacerle una manita de goles a Neuer. Oblak es otro de los grandes porteros del mundo, pero seguro que el esloveno todavía tendrá pesadillas recordando aquel último penalti de la gloria que el portugués transformó en Milán. Va a ser una fiesta del fútbol madrileño, español y europeo. Desde 2014, el Madrid y el Atleti, por este orden, son los mejores equipos de Europa. Un orgullo que la ciudad que me vio crecer sea el eje del mejor fútbol del continente. Bailemos un chotis en el Bernabéu el 2 de mayo (¡el Día de la Comunidad de Madrid!) y que el equipo de de Zidane consume su sueño de llegar a la final de Cardiff. La Duodécima está a solo 270 minutos…

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar