Estás leyendo

Barcelona, disculpa en diferido

Barcelona, disculpa en diferido

La foto de Cristiano y la cifra que la Fiscalía de Madrid le acusa de haber defraudado llenó ayer los kioskos de Barcelona como había llenado los minutos de los programas de radio especializados el día anterior. Sport y Mundo Deportivo le dedicaron la portada al portugués y La Vanguardia, El Periódico o Ara, las aperturas de sus secciones de deportes además de un espacio más o menos curioso en su primera página. No puede decirse que nadie escatimara minutos o espacio para la denuncia de la Fiscalía. La Barcelona del Barça necesitaba, tal vez, no reconocer a Messi como único acusado después de la confirmación de su condena por el Tribunal Supremo: 21 meses de cárcel. Pero eso fue en caliente. El paso de las horas acabó dejando, en el papel y las ondas, una ‘disculpa diferida’.

Ha caído por su propio peso, por el tiempo y por los acontecimientos, que en el asunto Messi no hubo linchamiento mediático, sólo un relato judicial que terminó con una resolución: fraude fiscal de 4,1 millones de euros, que tuvo un recurso y una sentencia firme que lo desestimó. La acusación a Cristiano, en todo caso, sirve al barcelonista de a pie para espantar campañas de caza de brujas y conspiraciones. Tampoco puede decirse que se hubiera hecho una fiesta con el suceso. Para eso está el Barça, metido hasta el cuello en el caso Neymar 2 después de salvar el primero con un discutidísimo pacto con la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que reconoce como culpable al club. Con el caso Columbarios, un expresidente en la cárcelo un exdirector de cantera detenido ayer. Como para ser discreto.

0 Comentarios

Mostrar