Estás leyendo

Jugar a las cinco no es lo correcto

Jugar a las cinco no es lo correcto

Estos días de tremendo calor, todos los medios de comunicación se hacen eco de la opinión de los profesionales de la salud sobre los peligros de las altas temperaturas en la salud de la población en general y de los deportistas en particular. Todos los expertos no nos cansamos de decir que hay que evitar practicar deporte, incluso amateur, en las horas puntas del día, cuando el sol arrecia con todo su vigor. Hablamos de los peligros de jugar a esas horas y la repercusión que tiene sobre el organismo humano.

El calor excesivo, afecta al aparato osteomuscular, ralentizando sus funciones por alteraciones que se producen a nivel de las sinapsis neuromusculares, provocando cansancio y calambres musculares. Y si no se toman las medidas adecuadas, puede sobrevenir el síncope o el golpe de calor. El deporte debe preservar por encima de todo la salud del deportista y no anteponer los intereses económicos a la salud. Por ese motivo, no nos parece correcto jugar a las cinco de la tarde en un día de calor sofocante.

0 Comentarios

Mostrar