Estás leyendo

Asensio compensa el ‘disgusto Cristiano’

Asensio compensa el ‘disgusto Cristiano’

¡Qué gran estreno en el Europeo Sub-21! Lo que temíamos como un partido-trampa acabó en goleada. Y lo de partido-trampa no era una invención absurda, bien se vio. Macedonia juega muy bien al fútbol, tiene una gran generación. Ocho de estos futbolistas estaban en la ‘A’ que se enfrentó a España en la primera vuelta en el grupo de clasificación. En el de hace poco, en Skopje, ya no jugaron, porque preferían reservarlos para este campeonato y procuraron evitar riesgos. Venían aquí con ambiciones. A la primera se han llevado un gran chasco, porque La Rojita tuvo una pegada tremenda, pero jugaron realmente bien.

Con riesgos, es cierto. Fueron arriba con mucha gente. Adelantaron los laterales y jugaron con muchos por dentro. Dominan bien el balón y tienen en Babunski un conductor extraordinario. Pero, tan adelantados, se vieron a contrapié en los contragolpes, que España utilizó bien. El balón fue de ellos, los goles fueron nuestros. El tono del partido se vio enseguida: ellos llevaban diez minutos dominando y haciéndonos pasarlas canutas cuando una rápida salida terminó en un espectacular remate de chilena de Saúl. De ahí en adelante, todo fue lo mismo: buen manejo de Macedonia, pero precisas salidas de España, bien culminadas.

Porque España también tiene un equipazo. Hay buena renovación para La Roja. Muchos de estos jugadores, tan jóvenes aún, tienen ya firme experiencia en equipos de categoría. Destaca, claro, Asensio, que tiene poderío, calidad y gran capacidad para el gol. De lejos (su primero, en disparo a diez metros del área, fue para optar al premio Puskas) o llegando. El equipo es tan bueno que en él entraron como suplentes Williams y Ceballos. Ya veremos lo que pasa, pero el primer golpe está dado. La Rojita se ha convertido desde el primer día en el referente de este campeonato y Asensio ha compensado a los madridistas del ‘disgusto Cristiano’.