Estás leyendo

‘Milagro’ naranja en Valencia

‘Milagro’ naranja en Valencia

La resaca ha durado todo el fin de semana en Valencia, donde el viernes se completó una de las mayores gestas de siempre en la ACB. El Valencia Basket, que sólo había llegado a una final de Liga en su historia y no había ganado ni un partido (3-0 contra el Barça en 2003), le ganó tres seguidos al Madrid y cambió su historia. El sueño de Juan Roig, ese hombre de éxito que se enamoró del baloncesto en Los Ángeles 84, al fin hecho realidad. Este milagro naranja tiene tres décadas de trabajo detrás. En el palco y en el banquillo. Pedro Martínez ha sido un conductor de lujo. Hace 30 años ya andaba formando talentos (Morales o Tomás Jofresa) en el Joventut. Con la Penya ganó la Korac de 1990. Y ahí sigue (puede sustituirle Vidorreta...). Lo suyo es amor a este deporte.

Pero la maquinita no para. Y la ciudad va a pedir seguir ganando. Para empezar, Valencia Basket va a renovar a Dubljevic, el MVP de la final. Su continuidad costará 1,3 millones netos por temporada, una barbaridad advirtiendo que el club tiene garantizado los siguientes ingresos la próxima temporada: 1,8 millones de euros de la Euroliga por derechos de televisión, 200.000 de fijo por su presencia en dicha competición. Luego, 37.000 euros por victoria en la fase regular. Eso, más unos 480.000 euros de la ACB. En el mejor de los escenarios, la ficha de Dubljevic se llevará aproximadamente un tercio de los ingresos deportivos del Valencia. Para que el milagro naranja siga siendo posible, Juan Roig va a tener que seguir igual de enamorado del baloncesto que en 1984. Y de rico.

0 Comentarios

Mostrar